El Manual de Convivencia del Colegio Antonino es el marco referencial que rige el proceder de la comunidad educativa. En él están definidos los derechos, deberes, procedimientos, normas y reglamentos para toda la comunidad educativa. Se constituye como la principal herramienta para la solución de los conflictos que se pueden presentar en el quehacer escolar.

En nuestra institución la reflexión sobre la asunción de lo diferente y el respeto que ello entraña, ha estado presente desde nuestro nacimiento como establecimiento educativo; por lo tanto, la preocupación en torno a la posibilidad -algo lábil por cierto- de inculcar la tolerancia está contemplada en todas nuestras actividades pedagógicas; es decir, no responde a coyunturas pasajeras o a “modas” que solo reflejan la crisis de la sociedad colombiana contemporánea.

Para nosotros el rescate de la sabiduría ancestral sobre lo tabú no sólo es un lema, sino un deber; y la enseñanza del respeto a las diferencias, la “otredad” y lo plural es una manera de mantenernos dentro de las conquistas humanas. Por tanto, impartimos y practicamos el respeto y el derecho a la crítica deferente: en cada uno de nuestros proyectos pedagógicos se considera la valoración respetuosa de otros sabores, olores, apariencias físicas, “imaginarios” religiosos y civilizatorios, vivencia del propio cuerpo, etc; en otras palabras, de todas aquellas expresiones que son denominadas “culturales”.

Ahora bien, aunque partimos de una postura vitalista humana -como lo expresa nuestro lema: “¡Por la vida, crear, creer y soñar!”-, procuramos extender la enseñanza del respeto de la vida a todas sus manifestaciones; es decir, pese a esa “arbitrariedad científica” que designa a unos seres como no vivos -las cosas-, nuestro respeto es tan profundo que hunde sus raíces en todos ellos también; en lo material… y también en lo inmaterial.

Por ello, invitamos a toda la comunidad educativa de Antonino a que se acerque constantemente al Manual de Convivencia, para que éste cumpla efectivamente su función como documento rector de la vida escolar en Antonino.


IMPORTANTE:

Presentamos algunas modificaciones (inclusiones) aprobadas por el consejo directivo, respecto del Manual de convivencia del año 2015:

Capítulo III Organismos de dirección y participación
Artículo 5. Personero estudiantil

(…)Nota: En caso de presentarse un solo estudiante para el cargo de personero en el grado 11°, se abrirá la posibilidad para que el grado 10° proponga un candidato con el fin de generar debate y una mayor participación democrática.

Capítulo IV Las normas de Convivencia Escolar
Artículo 11. Deberes de los estudiantes

p) Presentar excusas válidas y formales que justifiquen su ausencia en dias de evaluación para la reprogramación de estas, las cuales se llevarán a cabo fuera de la jornada escolar.

 

z) No entablar relaciones personales, físicas o virtuales, que trasciendan el ámbito académico institucional con profesores que laboran o hayan laborado en el colegio. El Colegio no asume la responsabilidad de las consecuencias que estas relaciones puedan ocasionar en los niños y niñas.

Artículo 13. deberes de los padres

h) Dotar a su hijo (a) con los uniformes completos, asegurándose de que estén en buen estado y limpios todos los días. Dotarle de un morral cómodo, que no sea desproporcionado, aparatoso o con ruedas.

j) No ingresar a las instalaciones del colegio sin ser autorizado y no ir más allá de la zona de la secretaría sin el consentimiento de la coordinación. Esto con en el fin de buscar una mayor seguridad para sus propios hijos e hijas.

y) No entablar con los profesores del colegio relaciones personales y/o contractuales fuera de la institución o sin el aval de esta.

Artículo 17. Faltas Graves

j) Entablar relaciones personales, físicas o virtuales, que trasciendan el ámbito académico institucional con profesores que laboran o hayan laborado en el colegio.

Capítulo VII Sistema de evaluación y promoción
Numeral 7.1

(…)
Parágrafo 1: Cuando un estudiante no presente alguna evaluación por encontrarse ausente, deberá presentar una excusa válida y formal, para solicitar la reprogramación de ésta. Dichas evaluaciones supletorio se llevarán a cabo en una jornada fuera del horario escolar.

 

 

Capítulo IV Normas esenciales
9.3 Pautas para el manejo de útiles escolares

• Todos los útiles escolares deben permanecer en buen estado.
• La carátula de los cuadernos no se raya ni se modifica a menos que sea una actividad grupal o se tenga permiso de la dirección.
• La cartuchera con todos sus implementos debe permanecer en la institución. Es deber de los padres proporcionar el material necesario para la realización de actividades en casa.
• La cartuchera debe contener los implementos necesarios para el trabajo académico: Lápiz, borrador, sacapuntas, colores y lapiceros, según el grado.
• Los estudiantes de bachillerato que tienen elementos complementarios en sus cartucheras, deben hacer un uso adecuado de estos para que no se conviertan en distractores, y evitar tenerlos en grandes cantidades. No debe haber cartucheras excesivamente llenas.
• No se permite el uso de cartucheras auxiliares.
• El morral debe ser cómodo y adecuado para la edad del niño (a). No se permiten morrales desproporcionados, aparatosos o con ruedas.